Las zonas rurales son beneficiadas por la energía solar: refrigeradores solares y lámparas solares

El queroseno es un gran peligro para la salud y la seguridad:

 

No sólo muchas familias pobres gastan un alto % de sus ingresos en queroseno. Además, las lámparas de queroseno emiten contaminantes altamente peligrosos, que causa la muerte de 1.5 millones de personas cada año en todo el mundo. La inhalación de humo de queroseno es equivalente a fumar cuatro paquetes de cigarrillos al día; conduce al asma, cáncer y peor. Incluso la flama de una lámpara de queroseno, representa un peligro para los hogares.

 

Estamos comenzando con el Solar Roadshow México para cambiar esto.

 

La energía limpia es la forma más eficaz para ayudar a estas familias.

 

Las lámparas solares, refrigeradores solares, paneles solares, baterías solares, son una opción sencilla para proporcionar una solución hoy en día.

 

El beneficio económico es obvio: Si suponemos que la lámpara típica de queroseno, que se utiliza 3-4h por día con un consumo semanal de combustible de un litro, los costos se suman a más de $4 dólares por mes en las zonas rurales, lo que resulta que en un periodo de sólo algunos meses se recupera la inversión en luz solar de alta luminosidad libre de peligro.

 

El cambio de queroseno a la energía solar no sólo tiene sentido tomando en cuenta el medio ambiente o la salud, sino que también otorga a las regiones más pobres del mundo más posibilidades financieras y aumenta la productividad. El trabajo, la educación y el acceso a la asistencia sanitaria ya no se limitaran al día.

 

Es un pequeño paso, pero es realizable y ayuda a romper el círculo vicioso de la pobreza.